Conoce los tratamientos estéticos masculinos

Hombre afeitadora

¿Te identificas con estas frases?. Te estás quedando calvo, estás más gordo o te cayeron los años encima; y quieres cambiarlo por, tú siempre te conservas delgado o tú nunca envejecez.

Con el paso del tiempo, los hombres inmersos en sus trabajos descuidan su estética personal. Y es clásico que al graduarse de su profesión buscando escalar profesionalmente realizan postgrados, MBA, PhD, Master, etc buscando el camino de la solvencia económica y llegan a los 40, barrigones, calvos, ojerosos, arrugados y muy canosos. Es en ese momento cuando ya están tranquilos ven como los años les han pasado encima y pretenden hacer caso omiso a una realidad actual, donde lo estético es lo saludable. Es aquí donde comparándose con amigos y amigas de la infancia o de la universidad se autoevaluan y comienzan a preocuparse por su salud y estética.

Hoy por hoy es muy común hombres que desean rebajar el abdomen, la papada, y que se sienten incómodos físicamente. Es por eso que inician una dieta, la cual cumplen metódicamente mejor que las mujeres con resultados beneficiosos físicos y psíquicos. Un 40% de ellos comienzan a preocuparse también por las arrugas, la vitalidad cutánea, la caída del cabello, el exceso de vello corporal, la adiposidad localizada y estructura física general. Existen un gran numero de tratamientos estéticos que pueden hacerse que son muy seguros y cuyo efecto tiende a desaparecer con el tiempo, no representando peligro alguno.

 

Tratamientos estéticos masculinos

El botox: es uno de ellos y las arrugas del tercio superior de la cara, patas de gallo, ceño fruncido y arrugas de la frente, ceden extraordinariamente con este producto.
El plasma rico en plaquetas: es una técnica de rejuvenecimiento donde se utilizan las plaquetas procedentes del centrifugado de la misma sangre del paciente, lo cual no representa ningún riesgo de rechazo.
Inyección de vitaminas y minerales como el NCTF 135 de filorga: permite un refrescamiento y mejoría en la turgencia cutánea, lo cual genera un rejuvenecimiento bastante clásico y sin riesgos de alteraciones en la fisionomía estética.
La microdermoabrasion y limpieza de cutis: son tratamientos cosméticos que mejoran la turgencia y permiten aumentar el brillo en la piel y que pueden realizarse 2 o 3 veces al año.
Geles y cremas: que cada vez dan mejor efecto de lozanía a la piel, no solo como cuidado nocturno, sino después del afeitado, ejemplo es el gel de ácido hialurónico de biológica.
La radiofrecuencia: es un procedimiento de rejuvenecimiento menos utilizado por los hombres, quizás por el desconocimiento de su efectividad e inocuidad.
El láser: como técnica de depilación ha calado más para eliminar el exceso de vello en espalda, brazos, abdomen e incluso en la línea inferior de la barba.
Tratamiento de control de peso.
Hoy por hoy la conciencia masculina de lo que el peso representa en su estética y sobretodo en su salud, ha llevado a incrementar desde menos del 5% a un poco mas del 35%, las consultas masculinas, en tan solo 4 años. Al principio los hombres pedían ser atendidos a primera o última hora del día para no ser vistos. Hoy en día nadie le da importancia a ese hecho, reflejo de que esto dejó ser un tema tabú, más cuando hoy por hoy, se sabe que hay mayor facilidad de pérdida de peso en el hombre respecto a las mujeres.
 

Prevención

Es vital disminuir las radiaciones solares, sobretodo en horas pico, (10 am – 2 pm) y por supuesto utilizar protector solar, ante cualquier circunstancia.
Existen geles, bálsamos o cremas, que rehidratan su piel después del afeitado y permiten recobrar la hidratación y turgencia de la piel sin olvidarse de las otras áreas faciales como el cuello, la nuca, los brazos y el dorso de las manos. Es muy difícil habituarse al uso de cremas faciales, sin embargo, el aftershave, puede ser una manera regular de hacerse ese mantenimiento.
Ya quitado el tema tabú sobre el uso de cosméticos en los hombres, es importante que se entienda que el uso regular de cremas, geles o bálsamos, también en uso nocturno, ayudará a mantenerse mucho más joviales.
La microdermoabrasion, limpieza de cutis, tratamientos exfoliantes, hidrataciones con barro, chocolate, vino son parte del arsenal de trabajo que permitirá retrasar muchos de los estigmas de envejecimiento y que se pueden realizar igualmente 2 o 3 veces por año.
En conclusión, los hombres ya sin tabúes, tienen tanto derecho como las mujeres de verse bien e incluso mejores a pesar del paso de los años, más cuando mantenerse fit con algunas arrugas y ciertas canas se torna aún más interesante.
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contáctanos

Si tienes cualquier duda o comentario no dudes en contactarnos

Enviando

©2016 Face & Body diseñado por Grupo ESW, C.A. | Esto es Web

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?